¿Cuántos Kg de pellets consume al año una vivienda media?

¿Cuántos Kg de pellets consume al año una vivienda media?

Una de las preguntas más habituales de una familia antes de pasarse a la calefacción mediante biomas es el consumo de las estufas de pellets. Una vez que sabemos que es la mejor opción, muy superior en poder calorífico a la madera, es cierto que los clientes quieren saber datos reales de cuál es el ahorro en comparación con combustibles más tradicionales y no sostenibles, como el diésel o el gas.

En este tema vamos a resolver todas las dudas sobre el consumo de las estufas de pellets, el gasto de media anual y los kilos que os harán falta. Si bien siempre hay que tener en cuenta muchos factores, como el tamaño de la vivienda, su aislamiento, etc. Esto es algo común a todos los sistemas de calefacción.

¿Cuánto consume una estufa de pellets?

Cuando hablamos del consumo de las estufas de pellets, tenemos que tener en cuenta dos factores para calcular: el gasto de combustible y el gasto eléctrico. Obviamente depende mucho de las horas de uso, puesto que podemos programar su encendido y apagado a ciertas horas, usándolas sólo cuando realmente hacen falta.

De media, en el punto de venta el precio habitual del saco de pellet es de 4,20 €/ud, es decir, el coste del kilogramo de pellets sería de 0,28 céntimos. Si por ejemplo tenemos una estufa mediana de pellets capaz de calentar una estancia o casa de 70 m2 y la encendemos únicamente las horas necesarias por la tarde-noche y la mañana, podemos tener un consumo aproximado mínimo de 0,6 Kg/h. Esta media podría subir por encima de 1 Kg/h en función de la temperatura seleccionada o el aislamiento de la casa.

En cuanto a la energía eléctrica de una estufa, depende mucho de su potencia. Una estufa de tamaño medio tiene un consumo equivalente a unos 90 W/h. Suponiendo que el precio del kW es de unos 0,15 €/h, el consumo eléctrico de una estufa de pellets sería tan solo de 0.0135 €/h.

0.0135 € (consumo eléctrico) + 0,28 € (un Kg de pellets) = 0,30 €/h aproximadamente.

Si tenemos la estufa encendida 4 horas por la mañana y otras 3 horas por la tarde/noche, un total de 7 horas al día, resulta un gasto promedio de 2,10 €/día. El consumo de las estufas de pellets en ocasiones es más bajo, en promociones podríamos encontrar el coste del Kg a 0,26 €, por lo que el consumo de la calefacción podría descender a tan solo 1,96 €/día.

Ecomind_banner_Comprar_1

¿Cuántos kilogramos de pellets tendría que comprar al año?

Depende del tamaño de la casa y del número de estufas disponibles en la vivienda, así como el uso y la temperatura que se haga de ellas. Como ya hemos visto, existen estufas de potencias muy variables, que pueden calentar una sala de 50 m2 o toda una casa de 140 m2 -en ese caso seguramente necesitas una estufa canalizada-.

Otros factores que afectan a la cantidad de pellets gastados de forma anual son la zona geográfica en la que esté ubicada la vivienda, el uso que se haga de las estufas, si se trata de una caldera que no es sólo para calefacción -también para agua caliente-, etc. En general, de media la OCU estima un gasto de 100 sacos/año por vivienda. Esto se traduce en alrededor de algo menos de dos palets de 70 sacos, lo que supondría un gasto de unos 600 euros a 650 euros anuales de cara al consumo de las estufas de pellets.

Se estima que cada familia gasta de media en los 5 meses más fríos del año más de 1.500 euros en calefacción en España. Sin duda el ahorro comprando pellets para calefacción es muy notorio.

¿Cuántas estufas son necesarias para calentar una casa?

En el mercado podemos encontrar estufas de pellets de 4 kW, 6 KW, 8 kW, 12 kW, 16 kW… Incluso calderas que pueden llegar a superar los 25 kW y que se pueden conectar al circuito de agua de una casa. Si elegimos bien y la instalación es correcta, una sola estufa puede llegar a calentar perfectamente nuestra casa, pero depende de su potencia.

Se estima que para calentar una sala de 10 m2 se requiere una potencia de 0.8 a 1 kW. Por tanto, dependiendo del tamaño de tu casa, debes elegir una estufa más pequeña o más grande. En un piso de tamaño medio de unos 80 m2, necesitaremos una estufa de 8 kW. Para una casa de unos 140 m2 necesitaremos una estufa que ronde los 14 o 15 kW.