Calderas de biomasa: ¿Por qué hacen tu hogar más sostenible y eficiente?

Calderas de biomasa: ¿Por qué hacen tu hogar más sostenible y eficiente?

Durante los meses más fríos del año el uso de la caldera de pellets es una de las mejores soluciones para mantener caliente el hogar. Son cada vez más los que se pasan a las energías renovables, y en este aspecto el combustible basado en la biomasa forestal ofrece cuantiosos puntos positivos. El sistema de calefacción mediante pellets destaca principalmente por su eficiencia energética, pero también por su sostenibilidad.

Cuando hablamos de pellets de madera o biomasa forestal no sólo debemos referirnos a su eficiencia, sino también mencionar que se trata de una energía sostenible. Este tipo de calefacción ecológica proviene de materiales naturales y genera emisiones neutras de CO2, promoviendo así una energía limpia que ayuda a frenar el cambio climático.

Si hablamos de eficiencia, los pellets de madera como biocombustible nos permiten disfrutar de un ahorro de entre el 50% y el 30% en la factura, si lo comparamos con otros combustibles tradicionales. Otro de los datos que no debe pasarse por alto es la eficiencia energética frente a una estufa de leña, calentando el hogar en mucho menos tiempo y de forma más rentable. Por otra parte, la caldera de pellet de madera puede ser de gran ayuda para cocinar o incluso dotar a nuestro hogar de agua caliente, aumentando así su utilidad.

¿Es rentable una caldera de pellets?

El precio es otra de las grandes ventajas. La potencia de una caldera de biomasa de pellets de madera oscila entre 10 y 35 kW. Como ya comentamos, debido a su eficiencia energética, las calderas de pellets permiten un ahorro considerable frente a otros sistemas de calefacción, debido principalmente a que aprovechan hasta el 85% del calor generado.

En cuanto al consumo eléctrico, una caldera de pellets consume especialmente al encenderse. Después de que la llama se genera el gasto en electricidad es prácticamente inexistente. Obviamente, cuanto más potencia, más consumo se realiza. Por ello es recomendable consultar con un experto sobre las capacidades que realmente necesita tu casa: 8 KW, 10 KW, 20 KW…

Si asumimos que una caldera de bajo consumo eléctrica gasta 1 kWh, y está encendida 5 horas al día durante un mes, supondría un aumento en la factura de 184€. 2 Kg de pellets equivalen aproximadamente a 10 kW de electricidad. Incluso asumiendo un gasto mensual de 300 Kg de pellets (aunque sería menos debido a su eficiencia), al precio de 0,28 € el Kg, el gasto mensual de la calefacción sería de 84€.

Ecomind_banner_Comprar_1

Cuando hablamos del ahorro y comodidades que pueden suponer las calderas de pellets también hay que hacer una mención a la sencillez de uso. Dependiendo del uso diario que hagamos de la estufa, el depósito de reserva puede durar varios días. También destacar el encendido automático o programable, ofreciendo así mayores ventajas frente a sus competidores.

Gracias al almacenaje del combustible en forma de sacos de pellets, podremos guardarlos de manera mucho más sencilla en nuestro hogar, ya sea en el garaje, una caseta para el jardín o un armario. Eso sí, vigilando siempre que estén alejados de la humedad.

¿Cómo funcionan las calderas de pellets?

El funcionamiento de las calderas de pellets no conlleva ningún misterio. Los pellets han de verterse a mano (o mediante un camión cisterna) en el silo o depósito de almacenamiento de la caldera o estufa. Algunos modelos de calderas de pellets cuentan con un sistema de succión que se encarga de recoger los pellets necesarios para el funcionamiento. Cabe destacar que la caldera no podrá encenderse si el depósito está vacío.

Una vez tenemos los pellets en el lugar adecuado, la caldera iniciará el encendido de manera automática, regulando el combustible en base a la potencia previamente fijada. El pellet pasa a través del conducto para llegar hasta la cámara de combustión. El siguiente paso es el encendido de la llama, prendiendo así varios pellets. El calor generado pasa al intercambiador, en donde el agua se calienta y aprovecha más del 90% de la energía generada.

El agua pasa al depósito ACS o acumulador ACS, en donde se conserva el agua caliente, y es repartida por los diferentes sistemas de agua del hogar: radiadores, suelo radiante, agua caliente, climatización de piscinas, etc.

Uno de los aspectos más importantes de las calderas de pellets es que el usuario tiene total control sobre el panel, pudiendo personalizar al gusto la temperatura. El mantenimiento de una caldera moderna de pellets es muy simple: el quemador se limpia automáticamente y el cajón en donde se recogen las cenizas deberá ser vaciado una vez cada mes o cada dos meses, dependiendo de su tamaño.
Pásate a la energía renovable con Ecomind. En nuestra tienda encontrarás pellets con certificado de calidad EN Plus A1, ofreciendo así la mejor eficiencia para tu hogar y durabilidad para la estufa.