¿Qué mantenimiento necesitan las estufas de pellets?

¿Qué mantenimiento necesitan las estufas de pellets?

Las estufas de pellets requerirán de nuestra atención tanto a diario como de forma semanal. Debemos tener especial cuidado con ciertas zonas, evitando así futuras averías. Si quieres conocer al detalle cómo limpiar tu estufa de pellet no te pierdas los siguientes pasos.

Consejos del mantenimiento de una estufa de pellet

Las estufas de pellet cuentan con diferentes secciones. Algunas de ellas tendremos que limpiarlas a diario. Otras, en cambio, demandan un cuidado semanal. El depósito de cenizas o la cámara de combustión son áreas en las que debemos poner especial sensibilidad durante el mantenimiento de nuestra estufa de pellets.

Por supuesto es muy importante que para el correcto funcionamiento de la estufa usemos pellet de calidad y con certificado ENPlus A1. Si usas un pellet de baja calidad no sólo estarás limitando el poder energético que puede ofrecerte para calentar tu hogar, sino también la vida útil de tu estufa.

Aunque no es estrictamente necesario, sí es recomendable contratar un servicio especializado al menos una vez al año. Existen numerosos servicios de mantenimiento de estufas de pellets que realizarán una buena puesta a punto de tu estufa. Los técnicos se encargan de las zonas más complicadas e inaccesibles para el usuario habitual. Motores, ventiladores o verificación de los mecanismos de cierre, entre otros elementos, son algunas de las zonas que se encargan de comprobar al detalle para que todo funcione de manera óptima.

Tras estos consejos, profundicemos en los pasos que debes seguir para la limpieza de estufas de pellets.

Ecomind_banner_Comprar_1

¿Cómo limpiar una estufa de pellets?

Las estufas de pellets cuentan con diferentes secciones a tener en cuenta durante el mantenimiento.

¿Qué zonas debes limpiar a diario?

Cenicero: Justo debajo del quemador encontramos el cenicero, lugar al que van a parar las cenizas de los pellets ya quemados. Aunque no es necesario limpiarlo a diario, sí es recomendable hacerlo al menos cada dos días. Utiliza una aspiradora para retirar la mayoría de los residuos. También podrás aprovechar para limpiar las rendijas de la parte inferior y superior de la puerta. Estas zonas son las encargadas de repartir el aire caliente. Bastará con pasar un paño húmedo.

Vidrio de la puerta: El vidrio de la puerta de una estufa de pellet es una zona que mucha gente pasa por alto. Tenerlo en perfectas condiciones nos permite visualizar la cantidad de ceniza que se acumula en la zona de combustión, que veremos a continuación. Para su limpieza deberás esperar a que la estufa esté completamente apagada y en frío. Utiliza un paño húmedo y sustancias desengrasantes, pero no corrosivas.

¿Qué zona debes limpiar semanalmente?

Brasero: Si un cenicero plagado de residuos puede dificultar el paso del aire, lo mismo ocurre con un brasero (o quemador) sucio. Deberás retirar el brasero para eliminar todos los restos del contenedor del quemador. Dado que es una zona en constante funcionamiento, deberás limpiarla al menos una vez por semana.Ten en cuenta que el brasero es el encargado de la correcta combustión. Si acumulas cenizas el aire no podrá circular de manera óptima por los orificios del quemador.

Limpiar el brasero es muy sencillo. Sólo necesitarás una aspiradora para recoger los residuos sobrantes. Recuerda colocarlo de nuevo en la posición original y sin dejar aperturas por las que pueda circular el aire.
Partes externas: Si quieres tener la estufa de pellets siempre en perfectas condiciones y como nueva, no te olvides de pasar un trapo a las zonas externas. Utiliza un paño suave y seco para eliminar los restos de polvo.