¿Cómo funciona una calefacción de pellets?

Cómo funciona una calefacción de pellets

Las estufas de pellets son uno de los mejores métodos para calentar nuestro hogar. Gracias a que funcionan de forma automática y programable podremos despreocuparnos una vez encendidas. Durante las próximas líneas vamos a explorar en profundidad el funcionamiento de las estufas de pellets, las partes que las componen, así como su mantenimiento. Estos son elementos a tener en cuenta cuando decidas instalar una calefacción de pellets.

¿De qué partes consta una estufa de pellet?

Al igual que cuando adquieres cualquier otro electrodoméstico y necesitas conocer sus características más importantes, con las estufas de pellets ocurre lo mismo. Así puedes comprender al dedillo el funcionamiento de tu estufa y saber que funciona de manera correcta.

Recuerda que en la mayoría de estufas de biomasa se incluye un mando a distancia. Con este dispositivo podrás configurar el encendido y apagado de la calefacción de pellets, además de regular la temperatura.

  • Almacén: la zona interna de la caldera o estufa donde colocar los pellets.
  • Cenicero: zona en la que cae el pellet para ser quemado. Además, en el cenicero, como su nombre indica, se depositan las cenizas que derivan de la combustión.
  • Tornillo sinfín: este engranaje se encargará de verter pellets sobre el cenicero.
  • Resistencia: una de las partes más importantes de la estufa de pellet. La resistencia es la encargada de encender una mecha que comenzará a quemar los pellets.
  • Turbina y rejilla de salida del aire caliente: Mientras que la turbina recoge el aire para ser calentado, la rejilla se encarga de expulsarlo.
  • Tubos de estufas canalizables y tubos de salida de humos: Lo más importante de la salida del humo es que deberá dirigirse a la parte más alta de la vivienda. En cuanto a las estufas canalizables, utilizan tubos para repartir el calor por la casa.

Ecomind_banner_Comprar_1

¿Cómo se enciende una calefacción de pellets?

Encender una estufa de pellets es muy sencillo. A pesar de que hablemos de modelos diferentes, sólo debemos preocuparnos de que el almacén contenga pellets suficientes y pulsar el botón de encendido en el panel de control. Como decíamos líneas atrás, hablamos de sistemas modernos que permiten una total configuración de forma intuitiva.

¿Cómo funciona una estufa de pellets?

Ahora que conocemos cómo se enciende, es hora de explicar paso por paso el proceso de la calefacción por biomasa de pellets con el que tener la casa siempre a punto durante los días más fríos del año.

La estufa de pellets y su funcionamiento comienza con su encendido. La resistencia, cuando alcanza la temperatura adecuada y mediante una pequeña corriente de aire, crea una llama. Esta llama es la responsable de quemar los pellets en la cámara de combustión.

Cuando la estufa alcanza la temperatura adecuada se apaga, pero no por ello deja de funcionar. Aquí llegamos a la siguiente parte del proceso, la caída constante de pellets. El tornillo sin fín será el encargado de verter los pellets poco a poco, a medida que hagan falta y siempre aplicando la cantidad justa. Cuando pulsamos el botón de apagado, ya sea desde el mando o bien desde la propia estufa, la combustión se reducirá poco a poco.

La ventilación es una parte crucial de las estufas de pellets. La turbina es la responsable de hacer pasar el aire frío que más tarde saldrá en forma de calor. El aire caliente puede repartirse por la habitación o ser canalizado por tubos, dependiendo de la estufa, que se reparten por todas las habitaciones de la casa.