Consejos a la hora de elegir pellets de calidad y acertar con la compra

Elegir pellets de calidad

A la hora de realizar una compra de pellets para suministrar combustible a nuestras estufas durante todo el año, siempre debemos procurar comprar pellets de calidad que garanticen el buen funcionamiento de los aparatos.

Con un buen pellet nuestras estufas tendrán una mayor vida útil, pasando muchos años sin tener que renovar nuestro sistema de calefacción por pellets, y también deberemos realizar mantenimientos menos habituales. Además, es la composición de los pellets de buena calidad lo que marca la diferencia a la hora de calentar nuestra casa en el invierno. La calidad de los pellets influye en su poder calorífico y su consumo retardado, entre otras características importantes.

Por supuesto, no todo el mundo es experto y desconoce cómo saber si el pellet es bueno para sus estufas. Por ello, te ofrecemos algunos tips sobre pellets que deberías conocer antes de comprar grandes cantidades. Recuerda que en nuestra tienda puedes comprar un pellet bueno y barato para calefacción, para camas de animales, etc.

¿Cómo saber si compramos pellets de calidad?

No hace falta ser miembros de CSI para identificar una buena marca de pellets en el mercado. Existen indicadores simples y muy claros que nos permitirán saber si la calidad del pellet en cuestión es buena y apta para utilizar en nuestras estufas. Atento a los principales factores en los que fijarse para comprar pellets de buena calidad:

Comprueba los sellos de calidad: certificado EnPlus A1

Si tenemos la oportunidad de poder ver uno de los sacos de pellets antes de realizar un gran pedido, entonces debemos buscar la imagen de ciertos certificados en el envase que nos dirán si realmente es bueno. Podrás comprobar que Ecomind cuenta con el certificado ENplus A1, otorgado por la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa.

Existen varias certificaciones ENplus en nuestro país, pero el de mayor calidad y la única que recomendamos para garantizar el buen funcionamiento y cuidado de las estufas de pellets, es la certificación ENplus clase A1. Los pellets ENplus A1 disfrutan de un proceso de producción muy controlado y unas características que cumplen estándares de calidad de alto nivel.

Son pellets de calidad de madera que, por lo general, tienen menos humedad y mayor poder calorífico, por lo tanto calientan más, además de que generan menos contenido en cenizas. ENplus A1 es un sello de garantía.

Ecomind_banner_Comprar_1

El aspecto del pellet puede darnos pistas

Una buena marca de pellets también se puede apreciar en el aspecto físico del producto. Si no tenemos la oportunidad de comprobar sus envases -aunque siempre podemos pedir que nos informen sobre los certificados del pellet que compramos-, podremos echarle un vistazo al propio producto. Esta no siempre es las forma más eficaz, ya que depende del tipo de madera usada y de otros factores del proceso de producción.

Si tienes la oportunidad de poder ver y tocar el combustible, debes comprobar que los pellets tengan un color bastante uniforme, lo que revelará una producción estable y la utilización de un tipo de madera de calidad -en lugar de ser una mezcla-. Si no tienen un color uniforme, incluso podrían contener trazas de papel o plásticos, reduciendo mucho su calidad.

A simple vista el pellet debe verse brillante y, al tocarlo y apretarlo, tener una buena densidad y prácticamente no generar polvo. Los pellets de calidad no pueden tener grietas ni deshacerse en nuestras manos cuando los apretamos. Un buen comprobante de la densidad del pellet es realizar un simple experimento: debes tirarlo al agua. Si el pellet es más denso que el agua entonces se hundirá en ella.

La prueba del agua también nos sirve para saber si tiene aditivos y aglutinantes artificiales. Si pasados 5 minutos el pellet sigue en el fondo del agua de forma compacta, es porque seguramente se han utilizado añadidos artificiales que posteriormente provocan exceso de humo y cenizas.

Por tanto, los elementos a revisar son:

  • Color uniforme.
  • Brillo del pellet.
  • No generan polvo.
  • Sin grietas.
  • La dureza: no deben deshacerse fácilmente.
  • Densidad con respecto al agua.
  • Cuidado con los aglutinantes artificiales.