Cáscara de frutos secos o pellets: ¿qué biocombusible te conviene más?

Cáscara de frutos secos o pellets: ¿qué biocombusible te conviene más?

Has decidido dar un cambio en tu vida. Quieres ahorrar en la factura de la luz, pero además contribuir al cuidado del medio ambiente, creando un hogar sostenible. La compra de una caldera o estufa de biomasa es el primer paso, sin duda; pero ahora te toca escoger qué tipo de biocombustible te conviene más. A la hora de climatizar nuestro hogar de manera óptima y en poco tiempo, en comparación a otros combustibles fósiles, las calderas de biomasa son perfectas. Además, son versátiles y permiten toda una variedad de combustibles a utilizar. Dos de los más utilizados son las cáscara de frutos secos o pellets. 

Entre un formato y otro encontramos claras ventajas, pero también inconvenientes. Veamos de forma detenida cuál es la mejor opción para calentar tu hogar en los meses más fríos del año.  

Ventajas y desventajas de las cáscaras de frutos secos para calentar tu casa 

Las cáscaras de frutos secos ocupan el primer puesto de la tabla del biocombustible para calentar tu hogar en términos económicos. Si hablamos de los puntos positivos, cabe destacar su presencia y disponibilidad en el mercado, siendo francamente fácil encontrarlos. A todo ello hay que sumar además su alto poder calorífico, muy superior a otros biocombustibles utilizados en las estufas o calderas como los huesos de aceituna. 

No obstante, no todo son ventajas con las cáscaras de frutos secos. Uno de sus principales problemas reside en la gran cantidad que necesitaremos de este biocombustible para lograr el rendimiento adecuado. Por otra parte, y no menos importante, las cáscaras de frutos secos producen un alto contenido en cenizas, muy superior al del pellet. Este es un claro indicativo de que deberemos prestar mucha más atención al mantenimiento de la caldera o estufa, así como al cuidado del electrodoméstico en general. 

Web_1920_2

Utilizar cáscaras de frutos secos para nuestra estufa o caldera puede reportarnos un rendimiento óptimo si contamos con la cantidad necesaria del biocombustible, pero serios problemas a medio-largo plazo. Al no ser productos homologados, corremos un alto riesgo de comprar cáscaras de frutos secos de baja calidad y, por ende, acortando la vida del electrodoméstico e incluso yendo en contra de uno de los principios del biocombustible: lograr evitar las emisiones nocivas para el medio ambiente.

Ventajas y desventajas de los pellets para climatizar tu hogar 

Los pellets se han convertido en uno de los biocombustibles más populares en los últimos años, y no es para menos. Utilizados en las calderas y estufas de biomasa, destacan por un precio mucho más asequible, junto a una mayor vida útil y poder calorífico sobresalientes. Además, y en contraposición a las cáscaras de frutos secos, los pellets generan muy pocos residuos en forma de cenizas, permitiendo que el mantenimiento de la caldera/estufa sea mucho más prolongado en el tiempo. 

En Ecomind podrás comprar pellets baratos con una relación calidad-precio imbatible. El producto está fabricado a partir de bosques gestionados de forma sostenible, destacando así nuestro compromiso con el medio ambiente. No todos los pellets son iguales, es importante que te asegures de que cuente con el certificado de calidad de producto para asegurarte de que el rendimiento será el adecuado y que no genere problemas con tu estufa. En Ecomind presumimos de un pellet con certificado Enplus A1, demostrando su calidad final en términos técnicos. 

Desde su primer uso, el pellet de Ecomind te brindará todo lo que has estado buscando para convertir tu casa en un lugar sostenible. El espacio tampoco será un problema para almacenar los pellets. En Ecomind te ofrecemos diferentes formatos, adaptándose a tus necesidades. El palet de 70 sacos de 15 kg es ideal para los que quieran apostar desde el principio por el pellet pensando en un equilibrio entre cantidad y precio. ¿Quieres conocer el producto? El palet de 42 sacos de 15 kg es ideal para ti. Por último, el Big Bag de 1.000 kg te proporcionará una gran cantidad de pellets, pero también a reducir el consumo de plástico en tu hogar.